jueves, 23 de junio de 2016

La madre que lo parió...


Cualquier cosa que tenga que ver con Batman es bastante loca. Empezando por su nombre. Bah, obviamente no es su nombre. Pero desde que escribí alguna vez sobre él con el pseudónimo que él mismo ha escogido, ahora de vez en cuando lo llamo Batman cariñosamente. Él me llama Spider, también cariñosamente -creo-, en referencia a las telarañas en mis bajos a falta de sexo. No tengo tantas telarañas, que es un exagerao...Y me mola más Catwoman, pero buen...


La cuestión es que en su día, cuando nos conocimos, tuvimos algún tipo de aventura corta, sobre la que no entraré en detalles, pero era bonita. Cuando lea esto me matará, porque ahora lo niega, pero en aquel momento llegamos a proyectar un intento de algo, llámale relación, llámale rollo más serio, llámale lo que sea, pero no era sólo follar. Vamos, que literalmente me dijo que yo encajaba en el perfil de novia, pero creo que eso se le escapó. Como se le escapó un whatsapp de borracho con un te quiero. Al final la cosa no cuajó, empezaron los viajes, malditos viajes que se cargan todos mis intentos de algo y aquí me véis, igual de soltera que siempre.

martes, 21 de junio de 2016

Un novio para mi ex

Sorpresa! No soy María Savage, pero sí su ex marido... Tiene morbo gracia, ¿no? Pues resulta que después de mi última relación, nuevamente fallida -¿cómo, sino?-, me he reencontrado con Savage y le he comprado su coche, que antes fue nuestro y del cual aún pago mensualidades, absurdo, ¿no? (cuidado, no caigas en juzgar o serás juzgado). En definitiva, que a raíz de eso ahora somos amigos, o algo así y, aunque no follamos (siento quitarle un punto de morbo añadido), me ha invitado a colaborar con su blog, ya que sabe que me encanta escribir. 

Pues bien, aquí estoy... ciertamente, este no es mi estilo, yo suelo escribir con Adele, Iván Ferreiro, Bon Iver, pero cuando se trata de Savage, mejor poner ACDC, no medir el puto vocabulario y aceptar la invitación. 

Así que he pensado escribir sobre algo que domino: ser el ex marido tiene sus partes positivas y/o curiosas, y estas son algunas de ellas:


- Te da absolutamente lo mismo con quien folle tu ex mujer, hasta el punto que puedes leer su blog con algunas aventuras sexuales y otras relaciones. Si no es así, es que aún algo no ha cerrado.

- Te importa más bien poco, o nada, quedar bien o no, ya te conoce sobradamente, ¿para qué jugar a seducir? Simplemente eres tú mismo, sin más

- Donde en su día veías un culpable, hoy ves dos responsables (sobre este tema fue lo último que escribí después de mi última relación)

- Conoces su situación financiera a la perfección, no te atreves a juzgarla porque contribuiste a su situación de pobreza actual (y ella a la tuya) y encima compartes penurias porque por separado somos mas pobres que cuando estábamos juntos. 

- Tienes el derecho a opinar -que no es lo mismo que juzgar- sobre situaciones familiares, porque su familia, también fue la tuya.

- Puedes recordar buenos momentos en buena compañía sin resultar pesado (ambos recordamos a una pareja que insistía en enseñarnos las fotos de sus viajes, con diez tomas sobre la misma araña, nosotros preferimos no molestar a nuestros amigos en común y simplemente recordar los viajes entre nosotros).

- Siempre podrás decir... ves esa tía tan maja... pues un día quiso casarse conmigo.

- Probablemente seas de las personas que mas la conoce. Sabes si está triste nada mas saludarla. Sabes que si traen olivas con la cerveza, ella no cogerá ninguna. Sabes que no sabe callarse las cosas. Sabes de su adicción al dulce de leche y a las series. Sabes que no es una buena idea privarla de su siesta de viernes. Y aunque ella sabe que no debería, no se te ocurre persuadirla para que deje de cenar pasta.

- Puedes aconsejarla sobre sus amores y desamores, como hombre y sabiendo que ella no es el tipo de chica que sigue consejos. Pero los tuyos los sigue porque le aconsejas cosas que ella haría de la misma manera. Y aunque pienses que el tío que la hace llorar no está a su altura, le aconsejarás que no se guarde nada dentro y hable con él.

- Serás el primero y el único con el que se casará. No sé si eso es bueno, pero has sido un hito importante en su vida.

- Aún cuenta contigo. Siempre contará contigo.

- Puedes poner a parir a gente delante de ella, porque sabes que ella se sumará a tus críticas. Y os reiréis de actitudes y cosas que hacen los demás. Sois cómplices. Lo bueno es que también podemos reirnos de nosotros mismos.

- Os vais de fiesta y ya conoces de sobras las borracheras que tiene, ya sabes que es pisar la discoteca, amorrarse a un cubata, bailar muy poquito y ponerse a hablar con todo quisqui en catalán. También te jode su buen beber y su conciencia a pesar de su sangre al borde del coma etílico. Y como en los viejos tiempos, también puedes interponerte entre sus ligues y ella para marcar territorio. Solo que ahora te presentas como el ex y eso los espanta más aún que cuando eras el marido.

- La animas a cumplir su sueño de marcharse a ver mundo, porque sabes que no estará completa hasta que no se quite el capricho de encima. La animas a que empiece por Costa Rica, porque los dos sabemos que por ahí se empiezan cosas muy bonitas.

- Eres el EX MARIDO. Joder... eso son palabras mayores!

miércoles, 15 de junio de 2016

De miedos y peros...

Hace un tiempo conocí a un chico especial. Me hizo reir con media mueca desde el primer momento. No podía definir si me hacía gracia o no. Su forma de ver las cosas era, definitivamente, muy diferente a la mía. Pero reía a su lado y eso fue lo que tomé en cuenta. Lo demás, ya lo resolvería.

Lo curioso es que él no se reia tanto. Me preocupé pensando que no había química humorosa entre nosotros. Con lo básico que es reir. Fuimos a cenar y nos dimos un primer beso en la calle al despedirnos. Me gustó. Pensé que podíamos seguir conociéndonos y ver qué más se podía sacar de este comienzo. 




María Savage

lunes, 13 de junio de 2016

Visto en Tinder

A veces me paro a pensar si esto del Tinder me aporta algo o solo contribuye a que nuestras vidas sociales sean cada vez mas virtuales, mas cutres, mas vagas y mas penosas. Me pregunto por qué justo ahora que está tan en auge la soltería, está tan en declive lo de ligar en persona. ¿Dónde ha quedado lo de las miraditas, los bailoteos, acercarse a preguntar la hora e invitar a un café? Ya no cuenta la química, el tono de voz, las payasadas que pueda hacer alguien para impresionarnos. Ahora solo cuenta una buena foto, una buena altura y una frase más original que un simple hola.

Ahora lo que se lleva es Tinder. Si no lo usas eres rara avis. Y no creas que es algo exclusivo de los solteros, que un 42% de sus usuarios ya tiene pareja!! Estamos cayendo en la frivolización de las relaciones humanas. Todos estamos en las mismas, que no nos engañemos, que unos buscan sexo, otros amor y otros amistad, pero que todos acabamos follando. Vale, unos pocos encuentran al amor de su vida. Pero realmente no entiendo que hacemos todos en esa app. Todos renegamos, pero todos la usamos (casi todos). Es la vía rápida para relaciones rápidas. Y la vía penosa, para relaciones que no valen la pena. 
 

martes, 7 de junio de 2016

Treinta y ocho (mi otro yo)

Y si...? Quizás no es. Vino, se fue, permanece, se esfuma. Treinta y ocho veces. Fueron días grandes, no veia ni siquiera el horizonte. Era un viaje de ida a esa playa fría.

Como quien idealiza el sueño. Como cuando despiertas con lágrimas en los ojos y no recuerdas si eran de alegría o de tristeza. Y eliges las buenas porque necesitas volver a brillar. Idealizo el surrealismo, mis sueños motivan sonrisas y la realidad devuelve distancias. Tomas distancia y tropiezas con piedras cercanas. Te enredas entre dos hilos, buscas deshacer el nudo y topas con el anzuelo. No sabes como salir del entuerto... quizás si solo lo contemplas, de a poco cada uno se vaya por donde ha venido.

jueves, 26 de mayo de 2016

Regálame una sonrisa y, ya que estamos, un orgasmo! (La Sonrisa de Marilyn)

Llevo una larga temporada de aventuras "savage" que me tienen de lo más entretenida. El fascinante mundo de la soltería me empuja a salir más, conocer gente nueva, tener citas, encuentros, líos, rollos, polvetes casuales y,  de vez en cuando, por qué no, también a tener temitas pasionales con un poquito de amor entremezclado. Pinta bien, eh? Quién dijo que no se podía disfrutar de los placeres de tener pareja... sin tenerla?

Obviamente, hay cosas que me pierdo por no tener noviete, como compartir tareas del hogar, programar vacaciones románticas, que alguien me cocine (oh mierda, como echo de menos tener a alguien que me haga la cena!!), las salidas en grupos de parejas (ahora soy siempre la soltera del grupo, la que lo hace impar) y también me pierdo la parte de los regalitos. Me puse especialmente sensiblona al pasar Navidad, Reyes, San Valentín, Sant Jordi, cumpleaños y santo sin un regalo romántico (suerte de amigos que hacen regalitos muy especiales igualmente!!!). 

martes, 17 de mayo de 2016

Allí donde viven mis ligues

Quizás es porque estoy encaprichada con que me gusta un cierto tipo de chicos. Y quizás no es casualidad, dios los cría y ellos se juntan.

Pues esto es lo que me pasó ayer. Generalmente dejo pasar meses, incluso años antes de escribir historietas. Menos cuando estoy resentida y mando mensajes encubiertos a tíos con los que me lío y me leen. Pero este es un caso límite. Y estoy especialmente irritada porque me hizo perder mi serie preferida (Cites), en la que además ayer sonaba una canción que compartí en facebook hace unos meses (soy una visionaria), que tiene una estrecha relación con mi "vida musical". Ya que estamos os dejo la banda sonora de Cites y de esta cita en concreto: