15 cosas que aprendes cuando te divorcias

Sí, aquí donde me véis, estoy divorciada. Pero no me compadezcáis. Es algo bueno. Tuve una relación bonita, tan bonita que me llevó a cometer la locura de casarme por amor. Y tras divorciarme he aprendido muchas cosas. 

1- Una boda es una fiesta. Carísima. Debes estar preparado para que te estafen. Y tú estafar a tus invitados. Es una fiesta a la que pocos quieren ir. Les haces una putada mandándoles la invitación. Ya si vienen desde el otro lado del mundo, el nivel putada es exponencial. 


2- Casarse no cambia las cosas. Tienes que seguir poniendo lavadoras, limpiando los pelos de su gato e intentar que la rutina no te coma. Pero no te vuelve más romántica o más aburrida. Todo sigue igual. 

3- Divorciarse en el siglo XXI ya no es un estigma social. Ahora causa gracia. Hubo un tío que me dijo que era su fantasía montárselo con una divorciada. Ala, a cumplir fantasías. 

4- Ser civilizado y tener buena voluntad es más barato. Ser buena persona también. Los divorcios express, por internet y de total mutuo acuerdo, son un chollo. Luchar por la custodia de hijos, perros, periquitos, sofá, cama y robot aspirador, es caro para tu bolsillo y para tu salud mental. 

5- Ser demasiado buena persona ya no es tan barato. Dejar que se quede con todo por no discutir... hace un muerto en tu tarjeta de crédito cuando tienes que volver a comprar hasta los trapos de cocina. 


6- Las mudanzas sirven para hacer grandes limpiezas. Te das cuenta de que guardabas mucha mierda totalmente innecesaria. 

7- Ahora entiendes lo útil de la separación de bienes y los contratos prenupciales, poco románticos, pero útiles al fin. O jodidos, si vivías en su casa y usabas su coche. Aprendes a tener lo tuyo y no depender de lo suyo. 

8- Tienes más cosas que contar que alguien que no se ha casado nunca. Ganas en experiencias de vida.

9- Cambias tu concepto del amor. Sigues pensando que aún hay alguien para ti, pero eres más pragmático. 

10- Entiendes que el matrimonio no hace la felicidad. La felicidad la hace uno mismo. En pareja o no. Soltero, casado o divorciado. 

11- Al principio te cabreas cada vez que tienes que rellenar el estado civil en un formulario de trámite público. Las opciones son soltero, casado, divorciado o viudo. No entiendes la diferencia. Pero con el tiempo, aún sin entenderla, te convences a ti mismo de que debe ser un nivel superior de soltería, un soltero que ha pasado cosas difíciles. 


12- Caes en el saco de la tan escuchada frase "a partir de los 30, todos los solteros son divorciados, con hijos o con taras". Yo la digo mucho, pero soy divorciada, con taras y una hipócrita. 

13- Como en cualquier ruptura, aprendes que hay amigos que se posicionan, algunos de tu parte (los que ahora confiesan que no les caía bien tu ex), otros de la otra parte (esos no eran tan amigos tuyos) y los que saben ser neutrales, que son los que serán tus amigos tengas la pareja que tengas.  

14- Maduras de golpe. Te vuelves cínica, escéptica y menos fantasiosa. Ya no crees en los cuentos de hadas. 



15- Las fiestas de divorcio molan más que las de solteras. En estas tienes permitido criticar al novio y liarte con otros. Yo me fui a Ibiza para celebrarlo.  



Si te ha gustado, ¡compártelo!:

12 comentarios:

  1. Interesantes lecciones. Aunque no estoy de acuerdo con la 8ª, que alguien se haya casado no quiere decir que tenga más cosas que contar o experiencias, simplemente que tiene unas experiencias diferentes...
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje tienes razón, tenemos experiencias distintas que contar!! Aunque después de un tiempo... tampoco quieres explicar nada de tu boda, tu luna de miel y tu divorcio... (es la primera vez que lo menciono en el blog), lo importante son las experiencias que estamos viviendo ahora!

      Besitosss

      Eliminar
  2. Me ha hecho mucha gracia lo de "otro nivel de soltería", como "Soltero Pro". Me lo imagino hasta como frase para ligar: "hola, soy divorciado, estoy por encima de los solteros, los vírgenes y los casados".
    Desde luego, tomaste la mejor actitud, eres un ejemplo a seguir :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja una divorciada se cree que está más allá del bien y del mal, ya sabe lo que son las ñoñerías de las bodas y las dificultades de una separación, totalmente nivel pro. A la divorciada no le vengas con cuentos ehhhh jajajaj

      No sé si es la mejor actitud, pero intento tomarme las cosas menos bonitas por el lado positivo!

      Besitos guapo!!

      Eliminar
  3. Tomaré nota por si acaso...
    Por encima de todas, destacaría la décima: la felicidad la construye uno mismo, no su estado civil.
    Me encanta que de todo saques una lectura positiva.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no tengas que aprender estas cosas!!! Pero si es el caso... bueno, hay que encontrarle el lado bueno, no?

      Besitossss Mary!

      Eliminar
  4. Que caja de sorpresas!!
    Ahora falta la precuela de este post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te refieres a mi matrimonio... no es material de blog, os vais a quedar con intriga. En algún que otro post he mencionado a mi ex marido, pero prefiero mantener esa historia al margen.
      Ya te seguiré sorprendiendo con alguna otra historia más curiosa ;-)

      Besitossss little fish!

      Eliminar
  5. 1 - En mi caso, fue generosamente más caro el divorcio.
    2 - jajajajajajajajajaja
    3 - Fantasía las divorciadas, y las casadas. Y más, pero lo mismo hay niños leyendo así que callo.
    4 y 5 - Me remito al 1
    9 - Sigo esperando. Y mientras tanto, fiesta.
    Me ha encantado, como siempre.
    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamento que te saliera tan caro!! No desistas, los divorciados tenemos "nuestro que se yo" y al final triunfaremos en el amor... espero!

      Besitossss

      Eliminar
  6. Yo soy soltero, solteron aunque desde siempre me he querido casar, asi, por probar... Una vez lo hable con una chica, lo de casarnos por un tiempo determinado y luego divorciarnos(independientemente de nuestra relación, claro, mas adelante podriamos volvernos a casar. O no) pero la cosa no cuajo por su parte... ¡Que poco romanticas y aventureras sois las mujeres!
    Hombre, no seria una de esas bodas caras y aburridas, seria en plan express, tipo "Las Vegas" y si no, en plan friki. Por ejemplo en un castillo de verdad y todos en plan caballeros, damas, magos... Un banquete con mesas largas de madera, una hoguera, jabalies asados, juglares y esas cosas...
    Eso no quiere decir que por regalo de bodas se me pudiera regalar ganado o especias... Tierras si.
    Total, que se esta bien de soltero, aunque ya rondando los cuarenta... Me gustaria ser divorciado, en plan, "mi cuarta ex", con la que me case disfrazados de jedis...
    Las rupturas son inevitables... Si las cosas no acabasen, otras nuevas no podrían empezar.

    En fin, te dejo una entrada de mi blog :D http://www.blogout.es/las-bragas-de-la-chica/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya locura, casarse por "aventura"... no sabes en lo que te estás metiendo! jejej
      Disfruta de ser soltero, también tiene sus pros, un día de estos haré un post con las ventajas de los singles.
      Luego me paso por tu blog y te comento el post que me dejas.

      Besitos!!

      Eliminar