10 chicos-desafío de los que no debes encapricharte

Me encapricho. Soy amante de los "chicos-desafío" o, si voy de cool, del "challenge boy". Defino chico-desafío: aquel tío complicado, difícil, retorcido, el que pasa de ti, el que tiene otras historias, generalmente con barba, del que me enamoro fácilmente con el capricho de quererlo para mí, cambiarlo, adiestrarlo y quedármelo pa'siempre. Desde pequeña he descartado a los calzonazos, los quería macarras. En Argentina se dice "el que quiere celeste, que le cueste". Pues yo soy una hormiguita trabajadora, quiero lo difícil, transformarlo en fácil y contruir una hermosa relación complicada, de esas que parece que me encantan. 

Los chicos-desafío son, por ejemplo:

1- El neohippy con tendencias a vegetariano, apasionado de la naturaleza. Con lo urbanita que soy yo, muero por cortarle las rastas y meterlo a comer chuletón en un restaurante capitalista de cadena, después de una tarde de shopping intenso.




2- El tío empresario y super seguro de sí mismo, que nunca necesita ayuda. Quiero buscar su punto débil y hacer que me necesite. Que quiera salir pronto del trabajo para pasar tiempo conmigo. Quiero que se tome días libres para no hacer nada conmigo. Quiero ir a visitarlo al trabajo, proponerle un plan como ir a los bunkers del Carmel con unas cervezas y que se ponga la chaqueta en ese momento.

3- Las causas perdidas, esos que no saben que hacer con su vida, sin oficio ni beneficio y buscando su vocación a los 40 años. Quiero ponerles un bonito traje y convertirlos en altos ejecutivos, ser esa gran mujer detrás de todo gran hombre, convertirlos en ese gran hombre que no tienen intención de ser. 


4- El deportista extremo, healthy life, que bebe batidos verdes por las mañanas, entrena 4 horas diarias y tiene un altar a su bicicleta en casa. Quiero pervertirlo, agotarlo antes de una maratón y traerlo al mundo del vicio y las panzas fofis. 

5- El niño de mamá, que aún vive en casa de los papis, que tiene sueldo de hijo y que no existe mejor paella que la de su madre. Por mis huevos que aprenderé a hacer paella, lo independizaré, lo obligaré a limpiar la paellera y lo mandaré a repartir el 20minutos a la boca del metro si es necesario. Pero a mi casa, que será la suya, no entrarán tuppers de la suegra y ya le puede ir devolviendo el coche a su padre, que a nosotros nos encanta el transporte público. 

6- El wanderlust, culo inquieto, curioso del mundo y de grandes vivencias. Odio que hayan viajado más que yo, envidia pura. Si no me van a llevar de viaje, quiero amarrarlos, quedarme preñada y que se queden para siempre en Barcelona. Que su viaje más intrépido sea bajar al Mercadona cuando me entre antojo de dulce de leche. Eso o montar viajes a sitios a los que él nunca haya ido, aunque ello signifique pasar nuestras vacaciones en Siberia, Carolina del Norte o Extremadura. 


7- El pijo que quiere casarse por la iglesia, tener cinco hijos y contentar a su familia, porque luego heredará la empresa por la que se está dejando la piel a la par de su padre. Quiero huir con él, casarnos en Las Vegas, adoptar un niño etíope y una chinita y convertirnos al budismo. Quiero presentarme en casa de sus padres un domingo, que él me mire embelezado mientras me presenta a mis suegris sin sentir vergüenza ajena porque voy en mini-shorts, aunque su madre se ponga a correr las cortinas por si alguien me ve.

8- El de grandes ambiciones, que no parará hasta conseguir todos sus sueños. Quiero que me incluya en ellos, quiero recorrer el mundo de su mano, montar un hostel en Costa Rica con su dinero (la vida bloguera aún no es rentable). Ah no, que esos son mis sueños. Pues eso, que cambie de sueños, que los míos molan mogollón. 

9- El divorciado con hijos, exceso de responsabilidades, pensión a ex mujer y lucha por la custodia. No, no creáis que quiero que abandone a los hijos. Quiero que quiera meterse en todo ese fregado otra vez por mí. Cruel, ¿eh? Pues sí, normalmente evito estas situaciones, pero con el último que quedé con hijos (ya haré un post para él solito), fue decirme que se plantaba con dos y yo visualizarme con su tercer hijo, fuera como fuera. 

10- Y por último, un chico-desafío clásico: el que quiere a otra. Éstos son mis preferidos. ¿Tiene una ex que no ha superado? Pues para mi que lo quiero. O una ex-mejor amiga. O una ex que lo ha dejado por otro. O una con la que va y viene. O el amor de su vida que nunca le ha hecho caso. O aquella que se lió con él por error una noche de borrachera. O su novia actual a la que dicen que van a dejar, pero en realidad la quieren, mucho más que a mi. Pero cuando ella no está, estoy yo. Adorables. Creo que conseguiré hacer que se enamoren tanto de mí que podrían tirar a sus otros amores de un avión sin paracaídas. Vaya hostia, aún no entiendo que está fallando, que hasta ahora la única que se cae soy yo. Aún nunca lo he logrado. ¡Voy a por vosotros, enamorados de otras!

¿Me he dejado algún desafío? ¿Se te ocurre algún otro que motive a una caza desalmada para formar una bonita relación tóxica?

Si te ha gustado, ¡compártelo!:

21 comentarios:

  1. Me olvidaba de uno, el bonus de los chicos desafío: El soltero empedernido, con pánico al compromiso, que para qué va a tener novia pudiendo follarse a 3 por semana. A ese quiero enseñarle que hay cosas que esas 3 chicas semanales no le han dado nunca... y que vale la pena dejar la soltería, al menos una temporada!

    ResponderEliminar
  2. Te podemos presentar al nehippy, al empresario, al deportista y especialmente al que tiene miedo al compromiso. Como Bonus de la charca te proponemos el que no pued estar sin novia porque no sabe estar solo, pero luego es el tipo más machista del mundo y no deja que hag algo sin su permiso: Este si que es para alejarse. Un croack!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os lo ha agradezco de corazón, pero lamentablemente escribo este post desde la experiencia. Creo que con un solo neohippy, empresario, deportista y anti-relaciones ya he tenido suficiente... jejjeje

      Con el que no sabe estar solo también me he encontrado, pero como parece que yo tampoco lo sé estar... nos entendemos bien!

      Besitossss compis de charca!

      Eliminar
  3. Hummmmm creo que alzarse mucho la vista y el sol cego tus lindos ojos. Las mujeres siempre pensáis como mujeres. A un hombre sea del tipo que sea sólo le pueden cambiar pequeños aspectos.
    Uno que le dejen hacer lo que quiera.
    dos sexo sexo y un poco más de sexo.
    y por último una mujer multiorgasmica hummmmm eso si que nos atrapa poder venceros alguna vez.
    Muchos besitos tiernos y que la suerte este con vos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a tomar este comentario a risa (como debe tomarse mi post), que si todos pensaran como tu... apañadas estamos!!

      Y aprovecho a contestar a tu siguiente comentario: las mujeres de hoy en día no queremos ser reinas y queremos que nos follen fuerte (a veces).

      Un solo beso... que te me pasas de tierno!

      Eliminar
    2. Haces bien en tomarlo a broma,la vida así,con risas es mucho más llevadera.
      Tierno hummmm gracias.

      Eliminar
  4. Por cierto pregunta¿ por que huis de aquel que os trata como a una reina venera vuestros gustos intenta haceros felices y además os folla sin prisa.
    no se parece que nunca estéis contentas con nada.
    Más besitos que me pongo tierno jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Creo que te has dejado al peor de todos, al malvado cazador, que busca como tu desafios y conquistas, no confundir con el soltero empedernido, uno es picaflor por gusto y el otro por vocacion 😂😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El malvado cazador no es un desafío. Más bien seré yo un desafío para él, no crees? Son lobos con piel de cordero... a quién quieren engañar??

      Jejeje, besitos lobito Niord!

      Eliminar
    2. Porque todo el mundo piensa que hablo sobre mi? si yo soy una timida florecilla!

      Eliminar
  6. Bueno, bueno, solo cuatro de la lista. Eso sí, con pinceladas de otros desafíos. Pues oye, vamos a hacer el mismo post para ellos, a ver que les motiva, que clase de mujer les parece desafiante. Aunque quizás sería más bien "10 clases de mujeres a las que nos gustaría seducir", porque desafío suena demasiado laborioso y se cansan rápido.
    Lobito Niord... pero qué calado lo tienes! :-P Besazos, guapa!!! Para el lobito también :-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Una chica desafío? Ay no, que pereza, si me lo tengo currar paso...". Ahí tenemos otro ejemplo de chico desafío: el vago. Haremos que se desvivan por nosotras, se convertirán en románticos y rozarán lo pesado con sus atenciones para conquistarnos!!

      Besitos Ari... cuidame al lobito, que ya me ha contado un pajarito que os tenéis cierto cariño ya... y yo que me emociono con los frutos del blog! XD

      Eliminar
    2. Que va si no para de meterme caña la tia! jajaja
      Pues ya paso yo a poner 8 tias desafio va, si se os ocurren mas me decis!

      La timida, la chica introvertida que le cuesta expresar sus sentimientos y sus ideas, la sacare de su concha, le mostrare un lugar alli fuera del que no quiera volver, me la llevare al lado oscuro para hacer que desate sus pasiones y descubra a los demas.

      La diosa, muy pagada de si misma, para la que todo es facil y con una legion de adoradores, la voy a desafiar, le tocare las narices y le pondre las cosas dificiles, voy a enseñarle lo divertido que es dar todo de si para conseguir algo bonito.

      La independiente, la que se maneja sola y no necesita de nadie, la pienso acompañar y enseñarle que en equipo siempre se consiguen metas mas grandes, hare que me heche de menos y acabe siendo ella quien me busque.

      La dolida, a la que hicieron daño y ya no confia en nadie, le enseñare lo grande que es el mundo, que el dolor solo dura un ratito, que cada dia va a ser mejor que el anterior, que las cosas buenas ocurren mas amenudo que las malas.

      La elite, segura de si misma, con el ego y la autoestima altas, acostumbrada a lo mejor de lo mejor, la pinchare, la hare dudar, la llevare a disfrutar de las cosas sencillas y a caminar sin rumbo para perdernos juntos.

      La mujer puma, la que ya tiene muchos tiros pegados, la que se las sabe todas, la que te caza a ti, le tendere una trampa, la confundire y la desarmare para que solo me persiga para concederme todos mis deseos.

      La intelectual, la que sabe mas que tu de todo, le contare cosas que nadie mas sepa, le enseñare cosas que en los libros no salen y le dare lecciones que jamas olvide.

      La naturista, la fanatica de la vida sana y la comida sana, me la llevare de parrilladas, le enseñare de todos los buenos excesos y compartiremos juntos las mejores comidas.

      Eliminar
    3. A ver cari, que ya me has chafado el siguiente post!!! Que aquí la bloguera era yo!

      ooopsss ... creo que entonces yo encajo en más de una de estas descripciones, debe ser por eso que aún nadie se la juega por esta chica-desafío! Animaros hombres!!

      Besitos co-blogger!

      Eliminar
  7. El cordero con piel de lobo ha hablado! XD

    ResponderEliminar
  8. Como tú, pasé todas esas ý más...tuve el de "El es más chico...por mucho" , quien a mi lado no parecía tan joven, o yo no tan mayor. Enseñarle que ir al teatro es divertido y él se revuelve en la butaca por aburrimiento, toda la obra. Entonces vamos a un recital de música heavy metal !! y la que no podía revolverse en una butaca era yo, porque las dos horas fueron de parada. Querer bajar mi vara hasta su juventud o él que elevara su conversación...remar en dulce de leche repostero es lo mismo, pero seguí positiva, y adelante, joven y bello ¿ cómo perdérmelo ? una causa perdida...cuando no han vivido aún y yo de vuelta de todo...la diferencia se hace un peso difícil de llevar. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhh que descuido dejarme el desafío de la edad!!! Cuando quieres hacerte la joven y convencerte de que él es mas maduro, o al revés, creer que la edad no es importante cuando sales con un viejo e intentas disimular los bostezos del aburrimiento... Qué viva la diferencia!!

      Bienvenida por aquí!! Besitosssss

      Eliminar
  9. Puro ego.Crée que no puede cambiarse a sí misma e intenta cambiar al hombre.No es un desafío.Es miedo ,egoismo ,irresponsabilidad y vanidad.No es un juego.Es su propia mente controlándola.Es debil porque se ha creído sus propias mentiras.Cambiará cuando deje de sufrir? Es sólo una opinión,sin acritud! Ameore!

    ResponderEliminar
  10. Claro que sí! Bienvenido al blog de una loca, egocéntrica y cargada de inseguridades. Que retorcida es la vida, eh?

    Sin rencor... muack!

    ResponderEliminar
  11. Bueno, creo que yo también me he tropezado con todos esos tipos de chico, cuanto más complicada era la historia, más enganchaba!!! Al final acabas dándote cuenta que no puedes cambiarlos, conseguir que se queden contigo por más cosas que hagas por ellos. Si no están dispuestos a estar contigo, el resultado va a ser el mismo por más que luches por ese imposible!!! Y nada de creer que el problema lo tiene una misma, sólo que hay que seguir buscando esa persona que encaja contigo, porque aunque parezca que no, existe!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que aparecerá uno menos desafiante y más para mi. Bienvenida por aquí, un placer esa copa del sábado ;-)
      Besitosss

      Eliminar