Ella solo quería paz

Ese fue el momento más incoherente y quizás doloroso de su vida. Su novio la engañaba. No con otra mujer, sino con mentiras, que eran peores. Cuando lo descubrió, el chico decidió que era momento de confesiones y le lanzó unas cuantas granadas más. Entre gritos de histeria, torrente de lágrimas y desesperación, ella soltó una sola frase y se derrumbó. "Déjame vivir en paz". Se derrumbó literalmente al suelo. Y él la abrazó. Y también la abrasó. Y ella lloró por horas. Pero dejó que la persona que más daño le había hecho jamás la abrazara. No fue capaz de repetirle que la dejara vivir. Ella solo quería vivir en paz. Pero le dolía tanto que no quería ni imaginar el dolor aún más fuerte que podía suponer vivir sin él.

Un buen día, alguien que sí la quería mucho, la sacudió por lo hombros y le dijo: "¿Quieres que te deje para vivir en paz? ¿O simplemente quieres vivir en paz? ¿Esperas o decides?"

Ella decidió. Y lloró, pataleó y sintió que moriría de dolor. Pero tuvo paz.

En tercera persona resulta más fácil verlo. 

Ilustración de Eliszabeth Justicia - http://www.elisabethjusticia.com/

Si te ha gustado, ¡compártelo!:

6 comentarios:

  1. "En tercera persona resulta más fácil verlo." Fabuloso cierre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer el ejercicio de mirarlo desde otra perspectiva, que te ayuden a ello y que encima te den inspiración... pfff, eres muy grande tío! Gracias!

      Eliminar
  2. Qué triste no ver lo obvio, ¿cómo vivir en paz si no buscas hacer realidad ese deseo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón Kellyta, luchar por lo que uno quiere, salir de la zona de confort... para encontrar otra mejor, cuesta pero vale la pena!

      Besitosss y bienvenida!

      Eliminar
  3. Lees, te parece corto pero tan intenso que se te remueve el cuerpo entero.
    Feliz viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias bonita, viniendo de ti... es un honor!
      Bon cap de setmana i petonets!!

      Eliminar