Señales por todas partes

Aviso: este es un post desordenado. Me han pasado exceso de cosas sin orden alguno en estos días y necesito volcarlas. Abstenerse lectores vagos, poco creativos y nada soñadores: hoy no sois bienvenidos. Para empezar hay que darle play a esta preciosidad de canción que es la banda sonora apropiada para leer esto. Luego quizás explico por qué.




- Creo que ya he mencionado alguna vez que soy creyente acérrima de las energías, vibraciones y señales. Por cierto, toda la vida diciendo "aférrima" y va la RAE y me dice que esa palabra no existe, debo patentarla: se definiría como aquella persona que se aferra a algo con intensidad. Por eso yo soy aférrima, porque lo de dejar ir me cuesta una barbaridad. En fin, a lo que iba: todo pasa por algo. Está en ti que ese algo sea positivo. En ello estoy trabajando esta semana y no paran de pasarme cosas insólitas. Yo quiero creer que son señales, aun no sé qué señalan, pero vamos por el buen camino.

- Hace  una semana y media anunciaba al mundo mi retirada de Tinder y Pof. Un poco motivada por alguien en especial y otro poco por cansancio mental y necesidad de tener contacto con el mundo real. Con eso empezó todo. Ironías del destino, el contacto real con ese alguien especial pasó a ser nulo, otro que se hizo humo. 

- Tuve varias conversarciones inspiradoras con un amigo que me llevaron a escribir como una loca y ya tengo los siguientes posts a la espera de su momento de salir a la luz. El próximo va sobre la teoría de "la novia de mierda", promete. En esas charletas en las que yo quería acaparar toda la atención porque este amigo es el único que aguanta mi mono-tema de desamor que ocupa mi mente estos días, me explicó ciertos paralelismos con una historia suya. Idénticos, casi que podríamos poner en contacto a su chica y a mi no se qué para que se largaran bien lejos. Ah no, que el mío ya está a tomar por culo, pero buen, al menos bien lejos de nuestras cabecitas.

- La charla anterior se desarrollaba por el chat de Facebook. Mientras este amigo me contaba que la loca quería irse a Dublin recibí este mensaje, también en Facebook, de un chico con el que quedé hace unas semanas: "lo que más me gusta de ti es tu dulzura y timidez (...) Seguiría queriendo llevarte a Dublin y mas en días como hoy". ¿¿Lo véis?? Dublín dos veces en el mismo minuto --> señal!

Dublin. Me acompañas?

- Lo de Dublin venía a que me gustaría ir como próximo destino europeo. Y eso inspiró al chico del mensaje anterior a escribirme una canción. La verdad es que me salió la lagrimilla cuando la oí, porque nunca nadie, jamássssss, me había compuesto una canción. Pero eso fue hace unas semanas. Ayer me mandó su segunda canción, estaba emocionada ante el hecho de ser la musa de alguien, pero... Iba de ir a un hotel, desnudarme y quedarse empalmado porque yo no paraba de hablar. WTF. Me lo tomaré como otra señal, no muy positiva. Romanticismo al garete. Por supuesto que la canción es inventada, que ni fuimos a ningún hotel, ni me ha visto más piel que la de cara y manos, ni hablo tanto.

- La semana pasada tuve un disgusto muy, pero que muy grande en el trabajo. Esta semana lo hablé con esa persona que no me ha subido el sueldo, tras el esfuerzo extra que hice el año pasado y me dijo que estaba sobrevalorada y que no lo merezco. Ole, ole. Esto fue toda una mierda gigante de elefante cayendo sobre mí, pero me lo tomo también como una señal positiva. Señal de que ya va siendo hora de cambiar de trabajo. O de quedarme en este, ahorrar y empezar a cumplir sueños, que desde luego, no serán ascensos en esta empresa. Así que al menos me ha servido para motivarme a hacer un cambio de vida...

- Esto de sufrir de amor, algo bueno tenía que tener. El martes salí a correr con Sonia por el canódromo cual perras viejas. El miércoles cené foie, en plan venganza para uno que yo me sé al que le entran conflictos morales solo de pensar en foie. Ayer me fui a apuntar a yoga. No sé donde están las señales en todo esto, quizás en que cada vez que tengo el corazón partío me apunto a toda clase de actividades para no pensar, entonces el destino me ha dicho que baje un cambio y ¡zazca! En yoga ya no quedaban plazas. Bueno, finalmente me apunté a un curso de escritura creativa, por llevarle la contraria al destino. Ahora me duele el cuerpo entero y correr solo ha compensado las calorías del foie. Sigo engordando a pasos agigantados, pero seré una gran escritora.

- Recibí un mail en el trabajo. Era un cliente de la empresa que me vió por ahí correteando por la oficina y me ha econtrado mona. Averiguó mi mail y me dijo que contactaba para conocernos. Lo espié en Linkedin y trabaja de lo mismo que yo. Otra señal- pensé, -me va a ofrecer trabajo porque antes me han dicho que mi sueldo seguiría frozen-. Pues no, no me quería ofrecer más que un café y un poco de ligoteo. Me devolvió la fé en la especie humana. En tiempos de Tinder, hay quien aún se atreve a ligar en el trabajo. Además tiene 25 añitos.... aix mi niño, ¡que me lo como! Nah, no me lo comeré, pero me hizo sentir joven y deseada. Es una monada de crío...

- El lunes mi profe de inglés estaba muy resfriado. A la siguiente clase le llevé un frenadol, un ibuprofeno y unos Halls de miel y limón, que siempre tengo a mano por eso de cantar. Quise ser amable, el tío no entendió que debía coger solo un caramelo y se llevó el paquete entero. Todo el día con mono de Halls maldiciendo al profe de inglés, hasta que me mandó un mail al trabajo que ponía que yo había sido "awful cute" (horriblemente linda). Me alegró el día. Pero luego me pidió el teléfono para vernos en semana santa, que no tenemos clases. Con lo cute que había sido... Dos mails de ligoteo en el trabajo en una semana, ¿la misma semana que dejo Tinder? Claro, así no me extraña que no me suban el sueldo...

- No quedaré con el profe de inglés. Primero porque es mi profe, segundo porque tiene un peinado que me indica que no debe tener amigos que le digan que es un espanto, tercero porque en semana santa estaré lejos de aquí. Concretamente, comiendo pintxos a mansalva entre vascos (otra casualidad, los vascos tienen unos cortes de pelo bastante jodidos).

 
Los pintxos que nos vamos a jalar. Me pido el de foie.

- Las vacaciones de semana santa para mí son fechas clave en mi vida sentimental. Hace 3 años conocí a Jorge. Hace dos, también entre vascos, Jorge le dijo a su prima, en el baño de un bar, que no estaba bien conmigo. Imagínate mi sorpresa cuando escuché eso con las bragas por los tobillos haciendo equilibrio para no caer sobre la taza del wc, del otro lado de la puerta. Primera noticia de que estábamos mal. Claro, también le dijo que su ex había parido el día anterior. Detesto a las ex.

- La semana santa pasada también fue clave. Tenía lugar entre andaluces. Por aquel entonces se llevaba la canción del taxi y conocí un tío que me follaba al ritmo de Pitbul. Como diría mi irónica amiga Elena "això és preciós i això no és precís". Menos mal que duró poco porque ese tío me volaba la cabeza y está bastante mas loco que yo. Pero aquel marzo me pilló muy promiscua y solo fue uno de varios que conocí. Entre ellos, el que me atormenta hoy. Y también un andaluz, que casualidades o señales de la vida, me ha escrito esta mañana para avisarme que el martes viene a Barcelona.

- El post se me está haciendo largo, ya se habrá acabado la canción. Dale play otra vez. 

- Quería hablar también de mi amigo Batman (no se llama así, obviamente, pero le conté que iba a escribir unas palabras en su honor, le pregunté como quería llamarse en el blog y ¡voilà!). Batman es un crack. Tiene el Tinder on fire, cosa que no me extraña porque está bueno un rato. Mira si el mundo será un pañuelo, que la semana pasada estuvo chateando con la otra soltera que canta conmigo. Pero como hace unos meses hubo fuego entre Batman y yo, ha preferido no quedar con ella, por no liarse con dos amigas. Es un tierno.

- Cuestión que estaba yo el finde toda deprimida y llorosa y Batman me quiso levantar el ánimo (o no tenía con quien salir). Así que acordamos que pondría mi mejor sonrisa para salir a ver mundo real y ligar a la vieja usanza. Pintalabios rojo, maquillaje nocturno, taconazos y transparencias: superficialidades para ocultar amarguras y arrugas. Fuimos a cenar y en eso que me llega una bomba de mail (¿¿no serán demasiados mails??) de EL chico. Bueno, un drama, básicamente que me fuera bonito y el clásico "te mereces a alguien mejor". Pero Batman, que es un sol, me contó una historia que tuvo él bastante parecida. Era empático con el remitente del mail-bomba y lo entendía. Pero su historia acabó mal. Fucking señales.

Red lips. Selfie Sofi.

- Igual sigo creyendo que Batman es lo más. Salió con un boli y papelitos en el bolsillo. #TinderOff y a repartir teléfonos, hacernos pasar por gemelos, ser su hermana lesbiana y cosas de esas. Ligamos los dos con la misma tía. Una chica bi que había ido sola al Apolo porque le gustaba la música... otro person. Bueno, también ligué con 2 tíos. Pero erre que erre que me gusta uno. Y en casa de ese uno acabé la noche que podría considerarse la más humillante de mi vida. Borracha con los labios rojos y lágrimas en los ojos. Patetismo en estado puro. Pero, pero, pero... eso me dio muuuuuuuchísima energía para contener mis ganas, no escribirle más y dejar de hacer el ridículo. Que sea lo que las energías quieran que sea. Pero yo ya no insisto más, que al final me resulto pesada hasta a mí misma. Bueno, no le escribo, pero tengo un blog...

- Me escribió un mensaje privado un lector que es un amor por donde se lo mire. Se llama igual que el chico que me gusta... (grrrr, otra señal). Me mandó un enlace del Ikea. Este finde sale a la venta una edición limitada que se llama giltig. Aquí abajo la imagen. Ni que el lector supiera que este finde estoy renovando mi piso. Lo que sí sabe es que los betta son mis peces preferidos, así que acordarse de mí ha sido todo un detalle. Mañana iba a ir al Ikea igualmente, no tenía previsto comprar sábanas, pero ahora he visto que mi habitación necesita peces. Y desde luego sábanas nuevas, que las viejas huelen demasiado a alguien.

Colección giltig. IKEA.

 - La canción del principio es Blank piece of paper, de Luthea Salom. Banda sonora de la serie Cites, de TV3, mi preferida de todos los tiempos. Aquí el enlace a la letra en inglés y castellano. Ya verás por qué me viene al pelo.

- Nada de esto tiene sentido, pero en mi montaña rusa de altibajos emocionales, hoy estoy en lo alto del positivismo. Quería que lo supieras. Y que vuelvas pronto. :-)

Si te ha gustado, ¡compártelo!:

7 comentarios:

  1. La vida es una montaña rusa en sí, un sin sentido en sí mismo, una acumulación de surrealismos más o menos descabellados. Busca tus señales, las señales que quieres ver, y las que parezcan una mierda dales la vuelta y sácales el punto bueno. El camino está ahí y sólo tú eliges cómo recorrerlo, haya mails, comentarios sobre Dublín, o palomas mensajeras. Una única recomendación, si es una de éstas últimas, aléjate con cuidado, me han contado que les gusta preñar y pasar ;)

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy no, quita, quita, que las palomas por mas mensajeras que sean, son asquerosas!! Welcome to Savage Wonderland, donde las montañas rusas te las montas tú misma!

      Jajaja besitos guapi...

      Eliminar
  2. Letra de la canción Blank piece of paper, de Luthea Salom, en inglés (english lyrics)

    I've been staring
    At this blank piece of paper for an hour
    Trying to write this love song about you
    But all the pretty words
    That come to mind don't rhyme
    Plus they make me sound like a fool

    And you are on the plane flying in
    While I'm struggling with this song
    Trying not to say what I want to say
    Which is I love you
    I'll say you make my day
    And I'll say I can't wait to get in bed with you

    Every situation's different from the one before
    Now it's me who's waiting by the door
    You are in a cab driving back home
    Oh, I rearranged the furniture around again
    I thought I'd mention that too

    I'll say you make my day
    And I'll say I can't wait to be with you again
    And I'll say you make me shake
    And I'll say I can't wait to get in bed with you

    ResponderEliminar
  3. Un galimatías perfectamente entendible.
    Pásalo bien por mi tierra comiendo pinchos, y si necesitas un audio guía avísame, que soy bajito pero tengo rollo para rato. Un besote pez bombón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejej, solo lo entienden los de corazón sensible y alma loquita ;-)

      No es mi primera vez por tierras vascas, pero si necesito guía, cuento contigo!

      Besisss

      Eliminar
  4. Por aquí también creemos en las señales... así que haz caso de ellas, aunque sean un poco locas...jejeje disfruta de tus días por el norte :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si las señales son locas o la loca soy yo, o me están volviendo loca las señales...
      Gracias Regalasexo! Muchos besoss

      Eliminar