De miedos y peros...


Hace un tiempo conocí a un chico especial. Me hizo reir con media mueca desde el primer momento. No podía definir si me hacía gracia o no. Su forma de ver las cosas era, definitivamente, muy diferente a la mía. Pero reía a su lado y eso fue lo que tomé en cuenta. Lo demás, ya lo resolvería. 

Lo curioso es que él no se reia tanto. Me preocupé pensando que no había química humorosa entre nosotros. Con lo básico que es reir. Fuimos a cenar y nos dimos un primer beso en la calle al despedirnos. Me gustó. Pensé que podíamos seguir conociéndonos y ver qué más se podía sacar de este comienzo. 




Sofi.


¡¡¡Epa!!! Hice trampa... ¡oopsssssss! Para seguir leyendo este post, puedes hacerlo en mi Facebook, haciendo click AQUÍ. Ya que estamos, deja tu like en la fan page, que me haría mucha ilusión y podrás enterarte de más cositas.


Muackkkkkkk fishes, perdonad mi putadilla... ¡a seguir nadando y perder el miedo!

Si te ha gustado, ¡compártelo!:

4 comentarios:

  1. Pues voy a seguir leyendo el post en tu facebook porque me encantas, y además voy a compartirlo porque eres fantástica.

    besotessss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Gemma que pongo colorada!! Gracias amore, eres un solete!

      Besitossss

      Eliminar
  2. ¡Qué jodido es el miedo! Que lo mismo nos protege que nos quita de vivir una experiencia mágica. Pero piénsalo de esta manera, si no fue, es porque no era para ti. Ese pez está en la ola que menos te esperes, abre los ojos e intenta dominar el miedo ;)

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el miedo no le hace bien a nadie. Pero tranqui, no soy yo la que tiene miedo. Es un post "dado la vuelta", soy yo la que se ha ido a Dublín ;-) y es otro el que llorará algún día por haberme dejado ir!

      Besitosss

      Eliminar