O follamos todos, o la puta al río

Cualquiera podría pensar que soy una exagerada, pero quienes me conocen saben que mi estado de paz se ve alterado y me vuelvo una persona irritable con facilidad por varios motivos: el hambre, el sueño y el aburrimiento por falta de citas/ligoteo. A partir de la segunda semana, mi Tinder echa fuego y tiro de churriagenda a lo loco. Sí, las chicas también tenemos churriagenda. "¿Y vas a quedar con ese que te dejó tirada? ¿O con aquel que no quería cenar fuera?". Pues sí, hijo, sí. Voy a quedar con ese, o con aquel, o con alguien que me vuelva a motivar un poco...


En fin, que me encontraba yo en ese estado de nerviosismo ansioso, cuando llegó el francés a casa. Matthieu se quedaba una semana. 22 añitos, alto y atlético, acento francés, obviamente, y rubio con ojazos. ¿Se nota que tengo cierta debilidad por los yogurines últimamente?

Todo iba viento en popa, el viernes me lo llevé a cenar con mi prima, tuvimos conversación agradable, dejé caer que no tenía novio y averigüé que él tampoco tenía. El finde estuve fuera y cuando volví me dijo que me había echado de menos, que tierno. Me metí en la habitación por no tener que darle conversación (era uno de esos días de "si no me vas a follar, mejor ni me hables"), diciéndole que me iba a dormir. Digamos que estuve despierta unas tres horas más enganchada a la tercera temporada de Black Mirror y se daría cuenta de mi mentirita piadosa, así que me mandó un SMS diciendo "buena noche ;-)", que tierno otra vez. El lunes se fue al museo del chocolate -es la primera persona que conozco que viene a Barcelona por turismo y pierde el tiempo allí- y me trajo bombones. ¡Qué tierno! 

Esa noche, Halloween, había quedado con Noe y unos amigos suyos para ir de fiesta. Ahora tengo el pelo oscuro, casi negro, por lo que me puse un body negro con escotazo, los labios morados y decidí que ya era lo suficientemente bruja. "Wow, qué sexy. ¿Adónde vas? ¿Puedo ir?", me preguntó el francés. Oh claro, ahora no tendré que esforzarme en ligar, porque ya llevo al ligue pegado como garrapata. O como gagapata, así en francés. Cuando llegamos a la fiesta, Matthieu localizó un grupito de chicas y se puso a sociabilizar. Al principio me pareció encantador que se adaptara tan rápido. Realmente me daba un poco de pereza tener que ir presentándole a la gente y haciendo de traductora toda la noche, pero por suerte no hizo falta. Pero pasadas dos horas y con todo el gallinero revolucionado con mi inquilino, ya no me hizo tanta gracia. Apartaos zorras, ¡que yo lo he visto primero!

Lo cierto es que creo que mi rabia era bastante visible, porque el grupo con el íbamos empezaron a cachondearse. Le llamaban "el plan B", porque yo decía que realmente no me interesaba, porque con él estaba haciendo negocio, pero que si la noche era un fracaso, me podría hacer un apaño. Cuando ya llevaba tres cubatas, Matthieu se acercó y me preguntó si no creía que la morena con la que ligaba era demasiado mayor para él. "Es que tiene 30", me dijo. "¿Mayor? Nah, yo tengo 31, está bien", le respondí indiferente. "Ya, pero tú no pareces de 31". ¡¡Ay que me lo comíaaaaaaaa!!

De la fiesta nos fuimos a una discoteca y durante el camino se puso un poco pesadito. Bastante pesadito, a decir verdad. El típico borracho que se te cuelga al hombro y balbucea que tu eres lo más bonito que ha visto, pero que antes se lo ha dicho a otra chica a tu lado. Recapacité y descarté al plan B. Era hora de buscarme al A, pero no había manera porque Matthieu no me dejaba en paz. Al final le dije que lo veía como a un niño y que no me liaba con mis inquilinos.

Herido por el rechazo, o simplemente por gilipollas, hizo la siguiente declaración, con la que definitivamente se ganó mi enemistad eterna:

"Las personas que se dan duchas tan largas como tú, es que están faltas de cariño. Además, siempre llevas el bolso colgado por delante, para marcar una barrera. No dejas que la gente se te acerque porque alguien te hizo daño y no lo vuelves a permitir"


Vamos, que el chico se marcó un máster de psicología en la UST (Universidad de Seagram´s con tónica) y ahora se siente con el derecho a soltarme todas esas crueldades. Hasta aquí hemos llegado, gabacho. Notó mi cara de odio, que es indisimulable, y se alejó en plan abejorro negro y horrible buscando otra flor. Flor que no tardó en encontrar, porque al cabo de media hora apareció de la mano de una chica con la cara pintada de calavera mexicana y él con sospechosas marcas de pintalabios, que coincidían con el tono de la calavera.

Hice ver que no lo había visto y literalmente huí. Una vez fuera de la discoteca, de la que prácticamente tuvieron que echarnos, apareció de la nada un "amigo" de Noe a darle las buenas noches. A cada minuto veía más claro que esa noche dormiría sola, porque yo me quedé consolando a un portugués interesado en mi amiga, al que le acababan de joder la noche, y su amigo, que no dejaba de escupir, por lo que quedaba automáticamente descartado como candidato. De todas maneras, la noche fue muy divertida y, cuando llegué a la conclusión de que debería dejar de obsesionarme con ligar cada vez que me pongo unos tacones, me fui a mi casa.

Cuando ya llevaba una hora durmiendo, a eso de las 7.30hs, me desperté sobresaltada con el ruido de la puerta de entrada. Pero lo que verdaderamente me sobresaltó fue oír abrirse una segunda puerta, la de mi habitación, y en un abrir y cerrar de ojos encontrarme a un francés guapo y borracho tumbado en mi cama. Tuve un deja vú al recordar la última vez que alguien se metió en mi habitación sin permiso y, luego, todos estos pensamientos que cruzaron a toda velocidad por mi cabeza: Esto sí que no, chaval, que te he visto morrearte con otra hace un rato, yo no soy segundo plato de nadie, pero bueno, éste quién se ha creído, que lo mato, que no encienda la luz que tengo el pijama antimorbo, que no vomite aquí que acabo de cambiar las sábanas... 

- Sofi, me puedes prestar condones?


WHAT THE FUCK! Con toda la furia que se pueda tener a las 7.30 am, me levanté de un salto, abrí el cajón de mi mesilla y le tiré una caja de condones, que llevaba allí desde hacía tiempo, sin abrir y muerta de risa. "Anda, tira y que no os oiga", le dije.

Por supuesto que sí los oí. No había almohada bajo la que refugiarse que tapara los chillidos de la mujer calavera. Nada, que el francés comió delante de los pobres, en mi propia casa, y eso está muy feo. Me devolvió la caja de 12, con solo 8 condones. Al irse me escribió una evaluación en Airbnb, que ya no se si es una web de alquileres o una aplicación alternativa para ligar.  Decía que volvería porque yo era una persona muy dulce... Debo cambiar el apartado de las normas de la casa e incluir la siguiente:
En esta casa, O FOLLAMOS TODOS, O LA PUTA AL RÍO.

Si te ha gustado, ¡compártelo!:

20 comentarios:

  1. Ay. El problema es que tú sólo llevabas plan B, y él sólo llevaba Plan A (y eras tú). Un guiri en Barcelona, especialmente si es apañao, no tiene ninguna dificultad en encontrar las otras 26 letras del abecedario si hace falta, y después aún podría continuar con el cirílico.

    #PrayForSavage

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. #PrayForSavage porque la sequía continúa y mi irritación va en aumento. Estos guiris me van a volver loca...!!!!

      Gracias por pasarte Diego! Besitossss

      Eliminar
  2. Una historia muy Savage, jajaja. Es una auténtica putada, me pongo en tu lugar y despellejaría vivo al francés. Espero que 'llueva' pronto, por el bien de la población barcelonesa xD

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos trabajando seriamente en el tema de la lluvia, espero de aquí a el finde poder confirmar la tormenta!!! Por el bien de la humanidad!
      jajajaj
      Besitossss

      Eliminar
  3. Mateo 5:4-10
    "Dichosos los que lloran,
    porque serán consolados"
    Betta splendens 8:11-16
    "Aunque empiecen a llorar a las dos semanas solo" :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Savage 7:5-11
      "Mujer llorando, bragas bajando"

      mmm, el patio está fatal!!! y yo sin setas!
      Besitosss

      Eliminar
  4. Ya ha llovido y he llegado la calma desde entonces, no?
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en ello, han caido cuatro gotas ;-)

      Besitosss

      Eliminar
  5. Querida María:
    Has pensado en buscarlo "algo" más mayor y de Barcelona. No sé, por aquello del sexo de proximidad.
    Un post muy chulo nena, aunque yo partía con ventaja.
    Besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he pensado, mi querido Delèric, créeme. Pero si te soy sincera, el producto nacional no acaba de convencerme, prefiero capullos en otro idioma, que duelan menos porque no los entienda. Así que ahora voy a por extranjeros residentes!

      Besitossssss

      Eliminar
  6. Jolin con el gavacho soy yo y de una patada lo echo de casa por c... Anda que

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo soy menos violenta... jjajaja
      Besos!!!

      Eliminar
  7. Vaya historias las tuyas Pez Bombón 😂
    Dos semanas y de cabreo.... Y yo desde junio. Y también he regalado condones. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paciencia amore, todo llega. Y cada uno tiene sus tiempos!! (los míos son cortos, lo sé).

      Besitossss

      Eliminar
  8. ¡Ay, pobre! Menudo inquilino, yo le hubiera cobrado un extra por marear tanto la perdiz...
    Por tu salud mental y por la integridad física de los barceloneses, espero que haya llovido ya desde entonces.
    P.d.: añádame a la lista de turistas raros que van al museo de chocolate... En mi defensa tengo que decir que el chocolate es mi debilidad, aunque no, no se pierden nada si no lo visitan.
    Besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queridos todos los que os preocupabais por mi sequía: ha caído tormenta!!!

      Jajaj dicho lo anterior, creo que algún día iré de "cita" al museo del chocolate, tantos años viviendo aquí y aún no he ido...

      Besitossss

      Eliminar
  9. Me ha encantado lo de la churriagenda jajajaja claro que si que las mujeres también la tenemos!

    ResponderEliminar
  10. Creo que un 70% de los tíos de mi agenda se apellidan "Tinder". El otro 30% es muy curioso: Pepe NO LLAMAR, Manolo HDP, Juan EL GRANDE, Jaimito BUCEADOR...
    ¡Larga vida a las churriagendas!
    Gracias por pasaros, besossss

    ResponderEliminar
  11. Pues si soy yo, le pido los tres condones que se guardó.
    Encima vas y lo financias.

    Kissss y Kisssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está el que te gorronea tabaco y a mi me tocan los que gorronean condones... esos nunca te los devuelven!!
      Gracias por comentar!!
      Besisss

      Eliminar