Tapa del wc: ¿Arriba o abajo?

Adivina cómo conocí a Jordi... ¡Tinder! Tengo la teoría de que los chats de más de una semana no nos llevarán a ninguna parte. Efectivamente, estaba en lo cierto. Estuvimos casi un mes con el chat pa' arriba, chat pa' abajo. Aunque se lo veía animado con la conversación, no parecía tener ni la menor de intención de materializar nuestro virtual comienzo de relación. Tras pasarle la disponibilidad de mi agenda —por suerte, o por desgracia, tengo una vida social agitada—, tuve que convencerlo de que quedar un miércoles era una gran idea (y que no había otra opción). 

Quienes me conocen saben que estoy atravesando un momento estresante de mi vida, de crisis personal, mucho trabajo, estudio, actividades extraescolares, etc. Lo confieso: aquella noche, y las venideras, usé a Jordi de saco de punching, o como caray se le llama a eso que cuelga del techo y sirve para que unos cuantos, como yo, descarguen su ira y demás sentimientos negativos. Despotriqué durante toda la cita de conflictos que tenían personas allegadas a mí y de como eso me afectaba al punto de querer mandarlo todo a la mierda. Vamos, que luego no entendí muy bien por qué quiso tener una segunda cita. 


La segunda y tercera cita también fueron en miércoles, "nuestro día". Lo cierto es que era una vía de escape genial, me hacía reir, me dejaba hablar todo lo que yo quisiera, me escuchaba y yo daba rienda suelta a todo mi egocentrismo. La cuarta vez que nos vimos fue un sábado que casualmente coincidimos en el mismo bar, cada uno con sus respectivos amigos. 

Cuatro veces con el mismo chico... Pensaréis que esto iba viento en popa (también lo creía con aquel del velero y pfff). Pues no sabría que decir. Me tenía algo desconcertada. Hasta ese momento no había hecho ni un intento de darme ni un piquito. "¿Y por qué no se lo das tú?". Bueno, no ha salido de mí tampoco. No es que sea muy lanzada normalmente, pero en este caso ni siquiera he sentido el impulso. Y no porque no me resultara atractivo, simplemente... no surgió.

Por revertir la situación, lo obligué a que me enseñara la terraza de su piso ese sábado y, ya que alardeaba de sus dotes culinarias, que me invitara a comer. Guiño-guiño. Se entiende mi declaración de intenciones, ¿no?


No sé si porque se sentía cómodo hablando de (casi) cualquier cosa conmigo o porque le pareció un momento oportuno en vista de mis inteciones, me hizo saber que había tenído recientemente un "accidente" en sus partes bajas. La cosa tenía guasa y me descojoné de él —y con él— durante los siguientes días. Y por fin encontraba una explicación lógica a la falta de beso y lo que pudiera surgir (o al menos me consolaba pensar que podría ser algo más que simplemente falta de interés).


Llegué a la cita en su terraza, a sabiendas de que ese tampoco sería el día, cargada con una botella de vino, una de aceite de oliva que me encargó y media barra de pan (se me cayó el pan en el metro y sólo llegué con media a destino). Total, que la comida fue un entrecot con patatas. Que por suerte me flipa la carne y si el material es bueno, con vuelta y vuelta a la plancha ya me conformo, pero queda pendiente lo de demostrar sus habilidades in the kitchen. O no...

Mi conclusión de esa cita era positiva. No era necesario el contacto físico para pasárselo bien. Aún seguía con la idea de que quizás estabamos a las puertas de la friendzone, pero vamos, mi intención era la de seguir conociéndolo. Se lo dije al despedirme y el dudó. Luego me dijo que era todo extraño por eso de no besarnos y tal. A mi me parecía más extraño que tuviéramos que hablar del no-beso...


El lunes remató esa serie de extrañas conversaciones con la más extraña:

«Oye, te puedo hacer una pregunta?»
«Claro, dispara»
«El sábado te acompañé al metro y, al volver, voy al baño y me encuentro la tapa subida»
«Y cuál es la pregunta?»
«Nada, me ha sorprendido. Seguro que te la habías encontrado bajada»

WTF!!!! Fui al baño, hice un rápido pipi antes de irme y ya. Y no sé si subí o bajé la tapa del wc. Pero desde luego, no se me había ocurrido pensar que en 32 años de mi vida nadie me ha dicho que soy una maleducada. Que desconsiderada, anda que dejarse la tapa levantada...


¿Nos estamos volviendo tan exigentes que añadimos a nuestros filtros lo de subir o bajar la tapa del wc? ¿Será comparable a descartar a los de mala ortografía? ¿Me deja esto en posición de recriminar a aquellos que llaman a los camareros con un "chhh, chhh"? ¿Podré decirle al siguiente que aquí huele a pedito y yo no he sido?

Entonces chicos... ¿Tapa del wc arriba o abajo?

Si te ha gustado, ¡compártelo!:

22 comentarios:

  1. Menudo giro final... Lo que me estoy riendo solo de imaginarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también reí, pero al cabo de una hora que fue lo que me costó digerirlo.... jajajaj

      Eliminar
  2. ¡Él ya se veía viviendo juntos y yendo detrás de ti todo el rato por la tapa del WC! jajajaja, genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Horror, imagínate lo nervioso que se pondría cuando sepa que me gusta dejar el pijama en el suelo al ir a la ducha...!!
      Besitosss

      Eliminar
  3. Oh God... Que soy muy picajosa con esas cosas, y me gusta que se dejen las cosas como se han encontrado, y lo hago allá donde voy. Pero también te digo que no me parece nada mínimamente reseñable en ese plan. Que si me dices que tenéis algo íntimo que pueda ir a algún lado serio, comentar que no te gusta levantada, pues vale, pero qué decir...

    Te encuentras a gente muy...interesante, de eso no hay duda. Y cómo lo disfrutamos ;)

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quienes te invitan a vivir a su casa a los 3 meses y nos horrorizamos de la rápidez... y ha quien la 4ta cita de habla de tus modales en el baño...
      Quietosssss, que aquí nadie tiene prisa!!! jajaja
      besitosss

      Eliminar
  4. No seré yo el que diga como debe o no estar la tapa,pero lo que si que se es que en mi zulito ver a alguien con los zapatos de la calle puestos....mmmm....como que no!
    Que tire la primera piedra el que no tenga manias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm... a ver peixet... te lo voy a pasar porque yo me pongo de los nervios si alguien camina con tacones en mi piso y con mi compi italiano tuve una lucha intensa por la posición del papel higiénico.
      Besitossss

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Jajaj tú crees? O yo reacciono de manera exagerada escribiendo un post por una tontería?? ;-)

      Eliminar
    2. eso valóralo tú pero...un tío que en 4-5 citas no te da ni un piquito debe ser un poco mongo

      Eliminar
    3. "Majo" es el mejor piropo que le puedes tirar a un hombre si pretendes destruir su autoestima...ehehehe

      Eliminar
  6. Ajajajaj me hiciste reir. Genial el remate. Holly.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajja sos mi lectora más antigua... asi que hacerte reir es todo un reto. En breve escribo sobre Holly y Mali. Eso sí te va a causar gracia... jajajja

      Eliminar
    2. Desde las clases de fisicoquimica mandandome de banco a banco tus geniales cartitas contando tus desaires amorosos. Lo llevas en la piel! O en las escamas! Jaja. Muero por ver ese chapter besotes

      Eliminar
  7. Sí ya al principio se empieza à preocupar por estas cosas no puedo imaginarme cómo puede ser vivir con él. Y, sí, todos tenemos manías (si empiezo no acabo) pero nunca se me ocurriría sacarlas à relucir al principio de la fase exploratoria. A menos que no tirases de la cadena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj créeme que yo también pensé en lo de no haber tirado la cadena cuando recibí el mensaje!!

      Eliminar
  8. Yo pienso que el tío penso que si habías dejado la tapa subida era porque hiciste pis de pie y pudieses ser un tío también... el solo quería salir de dudas jajajjajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es posible... siempre le quedará la duda porque no se lo he aclarado!

      Eliminar
  9. Uufffff! Madre mía como andan las cabezas... mira que yo soy muy maniática con mis cosas, pero jamás se me ocurriría lanzar ese ¡zasca! Tan a la ligera.
    Has pensado que a lo mejor hay una lista de descartadas por no bajar la tapa de la taza, jajajaja. Lo siento, pero es que el motivo me parece un poco patético.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj sinceramente no sé si me ha descartado por no bajar la tapa, pero desde luego ha sido un momento muy extraño para la no-intimidad que teníamos...
      Besitosss

      Eliminar