¿Te ha preguntado cómo estás?

Estaba saliendo con un chico que me gustaba mucho. Bueno, quizás decir "saliendo" es demasiado. Me veía con un chico una vez por semana, una vez cada diez días, cada quince, cada mes. No éramos nada, yo seguía usando aplicaciones para ligar, como todos los inconformistas que las usamos buscando "algo mejor". Pero no encontraba nada mejor porque este chico realmente me gustaba.


El tema es que él no tenía tiempo para mí. Ni para mí, ni para nadie al parecer. Era un workaholic de cuidado. Trabajaba de sol a sol. Le apasionaba su trabajo. ¿He dicho alguna vez que me flipa la gente que hace las cosas con pasión? Sí, claro que lo he dicho. 

Lástima que yo lo apasionara solo una vez a la semana, una vez cada diez días, cada quince, cada mes. 

Llegó un momento en el que le dije que ya no le escribiría más. Porque él tardaba horas, días o un par de semanas en contestar y yo podía enloquecer. Así que hacía mi vida y él me escribía de vez en cuando y nos veíamos si los astros se alineaban y coincidíamos. 

Por aquel entonces, vino mi tía a visitarme. Salimos a cenar y le conté la historia de este chico que me gustaba mucho. Le dije que calculaba que me llegaría un mensaje suyo en breve, ya tocaba. Dicho y hecho, me escribió mientras cenábamos.



Tardé medio segundo en contestarle. Me contó que había estado con mucho trabajo. Con una amiga de visita. Que había salido de viaje. Que tenía que volver a irse la semana siguiente. Y que quería verme. Yo le dije que sí. Mi tía se iba el viernes, quedaríamos el sábado. 

Por suerte estaba mi tía de visita. Me vió la cara de ilusionada y me dijo: — Sofi, ¿te ha preguntado cómo estás?—. Dudé. Repasé la conversación.



No. No me hizo ninguna pregunta. No me preguntó ni qué tal, ni cómo va todo, ni cómo estás. Nada. 

Ese sábado ya no quedé con ese chico. Ya no me gustaba tanto. 

A veces, los detalles más simples son los más importantes, ¿no?


Si te ha gustado, ¡compártelo!:

8 comentarios:

  1. No se puede añadir más...Chapeau! (perdón por el galicismo de infausto recuerdo, jajaja) Entre tú y yo, he sentido un pequeño encogimiento interno: bien por ti, por saber transmitirlo de esa forma tan sencilla. Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, que afortunada soy de tenerte como lector, me alegras el día!

      Eliminar
  2. Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Y no me refiero a la relación. Definitivamente tu tía mola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os está leyendo, desde aquí le mandamos todos un beso enorme a mi tía "más canchera"! Lo de hoy es todo mérito suyo!

      Eliminar
  3. Tu tía es sabia! Es que no vemos con claridad cuando nos interesa alguien, a veces otra persona es capaz de dar en la diana con una pregunta tan sencilla. Una gran pequeña historia. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parecen tonterías, pero son un básico... no cuesta nada poner un "que tal" para mostrar tu interés, no?
      Besitos hermosi!

      Eliminar