Sé fuerte: no le escribas (8 consejos para conseguirlo)

Ese momento, minutos, horas de desesperación y ansiedad en que no puedes quitar la vista de la pantalla del móvil. Y lees y relees tu último mensaje. Ese mensaje que ha quedado allí, huérfano, sin respuesta. Con su doble check azul burlándose de ti y recordándote que has caido, otra vez.

OTRA VEZ.



Sí, te ha dejado en visto.

Y tú te crees fuerte por un ratito: "No le escribiré. Total, para humillarme con la falta de respuesta. No se lo merece. Si quiere algo ya volverá."


Pero no vuelve.

Te muerdes las uñas. Revisas todas las redes sociales en las que es posible verlo online. Casi te da un ataque de nervios cuando ves el "escribiendo..." en verde. Pero has mirado mal, no es él.

Lleva horas en línea. Hace 14 minutos estaba en Instagram. Le interesa un evento en Facebook. 

Pero no te contesta.




Amiga, sé fuerte. No le escribas. 

No te contesta porque no le sale de los cojones (ya hice una disertación sobre el tema en ESTE post). No le da vergüenza dejarte esperando. Porque no tiene ni puta idea de que llevas horas esperando su mensaje. Porque él no está pensando en ti. No es una estrategia. Se ha olvidado. Pasa de ti. Está con otra. Está con los amigos. Puede que incluso esté echando la siesta o mirando los Simpson.



Anda, si lees los siguientes puntos, son más minutos que ganas sin escribirle:

1- Como los adictos, hazte un calendario. Tacha los días de sobriedad en escribirle. No te imaginas lo placentero y reconfortante que es llegar al cuarto día de abstinencia.



2- Cambia su contacto. Renómbralo en tu agenda como "Cabrón que te jode la vida", "Recuerda que te deja en visto", "No le escribas", "Está con Marta", "Te puso los cuernos", o  algo tan simplón como "Pichacorta".


3- Cada vez que tengas esa necesidad imperiosa de escribirle, aguanta la respiración. Es como el hipo, es una sensación jodida, pero se va. No respires durante un minuto. Es fácil y aplicable a cuando vas en metro, cuando estás en la oficina o en una reunión con amigos. Si no es suficiente y te pilla a solas en casa, haz 10 sentadillas. No le escribirás y tendrás un culazo.



4- El clásico muñequito de vudú. Las hay que son muy expertas y tienen el muñeco de trapo y todo el set de alfileres para clavar donde más le duela. Pero si ya queda raro dejar de respirar un minuto en el metro, imagínate clavar alfileres como posesa... Para eso existe una app fantástica (se me ocurrió a mi, pero alguien se me ha adelantado, está todo inventado, grrrrr), puedes clavarle lo que sea de manera virtual.


5- Escribe lo que querías decirle, pero no en un mensaje. En una libreta, en una hoja suelta, en las notas del móvil, en una servilleta. Hace un tiempo, intentando superar a un chico de estos que te dejan en visto, escribí durante días varios mensajes en un borrador de mail. El día que perdí toda mi dignidad se lo mandé. Esto último no lo hagáis. Ese chico aún huye de mi.


6- Para los seres más espirituales, meditar es una gran opción. Pero si poner la mente en blanco te resulta complicado dado tu estado actual de nervios por el maldito doble check azul, prueba con la repetición de un mantra. "Oooooooooommmmmmmmm, te ha dejado en vistoooooooo. Oooooooooommmmmmmmm, no le escribaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa". Las veces que sea necesario.

7- Pídele a alguien de confianza que sea tu padrino o madrina. Muy de alcohólicos anónimos, lo sé. Al apadrinarte debe asumir las funciones de dejarte llorar en su hombro, proponer planes de birras o pelis con chocolate, escucharte hablar sobre el mono-tema una y otra vez y controlar que no le escribas bajo ningún concepto. Igual no puede ir contigo a todas partes. Pero cuando tengas la tentación... díselo a quien se haya hecho responsable de tu drama.



8- Si bebes, no conduzcas ni uses el móvil. Apágalo con la segunda cerveza. No lo necesitas. Disfruta de la compañía y olvida el móvil. Dáselo al camarero para que te cargue la batería o a tu amiga para que te lo custodie. Si eres de las más valientes, déjatelo en casa esa noche.


Una publicación compartida de Novela Transmedia (@elartedenegar) el

9- Consejo extra: recientemente descubrí la cuenta de instagram @elartedenegar. Síguela. Está en "argentino", pero los concpetos "innombrable", "negadora", "no le escribas", "te dejó en visto", etc, son universales. Verás los testimonios de muchas otras bobis que pasan por esta angustiante situación.

¿Tú tienes alguna técnica infalible?


Si te ha gustado, ¡compártelo!:

6 comentarios:

  1. "Si no es suficiente y te pilla a solas en casa, haz 10 sentadillas. No le escribirás y tendrás un culazo" Apuntado queda. Lo más sabio y efectivo que he leído, pues con lo que odio las sentadillas podré olvidar a cualquiera XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi cuando me pregunten que dieta milagrosa o que ejercicios super fitness hago... diré que nada más sano que la indiferencia y e ignorar lo tóxico jajaja

      Eliminar
  2. Me ha encantado el Consejo de cambiarle el nombre en la agenda. Ojalá lo hubiera hecho (y muchos otros de los consejos para lograr la abstinencia mensajera) para controlar mi adicción, pero entonces mi mujer lo hubiera descubierto todo . Yo apliqué un método más radical: estampé el móvil contra la pared. Un mes de abstinencia forzada y completa. Pero claro, para entonces ya había heridos emocionales a ambos lados de la línea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, lo de estampar móviles no lo aconsejo... quizás es un poquito drástico jajjaja, aunque me alegra que te funcionara...

      Eliminar
  3. Perdón, pero a mí lo de la app del muñeco vudú me ha dejado muertica. Hasta que asimile este dato no haré más comentarios.
    😱😱😱😱

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te imaginas la cantidad de apps chungas que estoy descubriendo por esto de "documentarme"... Tendré que dedicarles un post...

      Eliminar